Datos Básicos: Las condiciones climatológicas fueron adversas aunque no tanto como daban las previsiones. Sobre todo viento y nubes cerradas sobre la montaña que impedían una clara visibilidad. La duración de la ruta fue de 6 horas

 

Crónica: El comienzo del día no auguraba buenas condiciones para la práctica del senderismo. Salimos de Toledo con llovizna, que presuponíamos se intensificaría al llegar a la montaña. Un pequeño grupo de "valientes" partimos hacia el puerto del Milagro con la clara convicción de disfrutar de la montaña. Una vez allí, incorporamos al grupo a Teresa y Alfredo, encantadora pareja que nos acompañó hasta prácticamente la cumbre del pico Peñafiel. Una vez allí, los últimos metros nos aconsejaron no realizar cumbre básicamente porque no había ninguna visibilidad y el disfrute del mayor interés del lugar, que son las vistas, era imposible. Una vez volvimos al collado, la emprendimos hacia el Alto de la Cerecera, donde en poco más de quince minutos degustamos nuestro segundo bocata del día, en un lugar que elegimos, protegido del viento y de la humedad de las nubes que nos acompañaban.
Por último, en el puerto del Lanchar, decidimos hacer unas fotos y bajar tranquilamente disfrutando de la tarde que había quedado, ya que a media tarde, las nubes levantaron algo y nos permitieron disfrutar de las vistas que ofrece dicho puerto. Una hora y media después, llegamos al puerto del Milagro.

Subida al Pico Peñafiel y Alto de la Cerecera

 
Descargar PDF

Ruta subida al Pico Peñafiel y Alto de la Cerecera, Dificultad: Media-Alta