Datos Básicos:
Longitud: 22 km.
Duración: 8 horas.
Desnivel: 950 m.
Punto y hora de Inicio: Caseta de información del Parque Nacional de Cabañeros en la zona de Las Becerras. 9:30 horas.
Participantes: 7. Todos socios.

Crónica: Al solicitar varios socios la reagrupación en Toledo para viajar en menos coches, con lo que supone de ahorro de espacio, gasto de combustible, contaminación, etc… la junta directiva, pese a no estar en la convocatoria, decidió atender la petición de los socios y se añadió un punto de encuentro en la iglesia de San Ildefonso en el barrio de Santa Teresa en Toledo. La hora de salida fue las 7:30 horas.
Una vez repartidos en dos vehículos, el grupo de 7 participantes, partió hacia Los Navalucillos. Una vez allí, se tomó un café en el bar “El Cacharrero” antes de realizar el último recorrido hasta el punto de partida de la ruta.
Cuando se comenzaba a andar, eran pasadas las 9:30 horas. En la primera parte, la que transcurre por el camino de la Calanchera, el grupo fue a un ritmo muy alegre, tratando de recuperar algo del tiempo de demora que se había acumulado. Una vez se llegó a las escaleras que comunican el camino con la senda, el grupo se lo tomó con más calma, llegando al poco tiempo al Chorro donde se realizaron varias fotos tanto de grupo como individuales. Posteriormente, el grupo prosiguió hacia la Chorrera Chica, pasando previamente por la cadena, paso que el grupo consiguió pasar sin dificultad. En la Chorrera Chica además de las preceptivas fotos, se hizo una pequeña parada para tomar una fruta y reponer líquidos.
El grupo continuó la marcha hacia el bosque de Roble Rebollo que precede al Collado del Chorro. Allí debido a la velocidad del viento, la sensación era fría y el grupo hizo una parada técnica y para tomar un tentempié rápido y continuar la marcha hasta el Corocho del Rocigalgo.
Una vez allí, comenzaron los trabajos de instalación del nuevo Belén que, entre todos, quedó colocado justo al lado del vértice. Ya se aprovechó la instalación para cantar unos villancicos. Uno de ellos, con letra preciosa, elaborada por el socio del club José Manuel Castillo.
Tras la foto de familia y la instalación del Belén, el grupo bajó de nuevo al collado del Chorro. Nuevamente, el viento impidió que se pudiera hacer la parada central del día. No obstante, a pocos cientos de metros, el grupo encontró un hueco entre arbustos en el que había varias piedras que permitieron al grupo acomodarse y disfrutar del sol y de las viandas.
Tras un rato de descanso, el grupo retomó la marcha hacia el “Pico sin Nombre” de 1419m. Una vez bordeado, el siguiente objetivo era el Risco de Juan Antón, que también se rodeó. Al rato, y tras disfrutar de unas maravillosas vistas del valle del Gébalo a lo largo de la cuerda, el grupo alcanzó el pico Tejadillas de 1393m. A partir de ahí, sí comenzó la bajada en cuanto a desnivel, haciendo una bajada con mucho desnivel que el grupo realizó con cuidado y sin incidencias.
Al rato, el grupo llegó al lugar donde se quedó olvidada la bota, y tras buscar a conciencia, se llegó a la conclusión de que la bota había desaparecido, ya que estaba cerca del lugar de paso.
Con la decepción lógica de no encontrar la bota, el grupo retomó la marcha y se dirigió hacia el camino de la Arañosa, que un par de kilómetros más tarde conecta con el camino de la Calanchera, para llegar al punto de inicio de la ruta pasadas las 18 horas.
Una vez más, la socia Gema Rodríguez, compartió con los asistentes una exquisita tarta de manzana, aunque en esta vez se degustó en el Restaurante “las Becerras”, junto con unas cervezas y unas migas de aperitivo. Ya anocheciendo, el grupo se despidió y se emplazó para la siguiente ruta, cerca de Patones en Madrid.

Ruta CXXXII: SUBIDA AL ROCIGALGO (Subida por los chorros y bajada por el Risco Tejadillas)