Datos Básicos: Las condiciones climatológicas fueron perfectas para la práctica del senderismo. La duración de la ruta fue de 6 horas

 

Crónica: El grupo comenzó en Toledo con un reducido grupo de cuatro personas que se fue ampliando con dos más, cuando llegamos al puerto del Milagro. Una hora y cuarto después recogíamos al nutrido grupo que nos esperaba en el puerto del Lanchar, con abanderado y todo (Santiago, un abrazo cariñoso), que sin embargo coronó el alto de Peñafiel como el que más. Una vez arriba, no faltaron las fotos y el reponer fuerzas con esas maravillosas vistas como entorno. La bajada fue original, abriendo una nueva ruta que no era la prevista, pero que generó numerosas anécdotas y bromas que nos hicieron muy divertida la bajada a los cuatro caminos. Una vez allí, continuamos hacia el pico de la Cerecera, donde hicimos una segunda parada para comer algo y comenzar una charla que continuaríamos hasta el puerto del Lanchar. Allí despedimos a varios los miembros del grupo y en el puerto del Milagro nos volvimos a separar de Ana y Miriam. El resto volvimos a Toledo, acabando la jornada en una terracita degustando una más que merecida cervecita, y emplazándonos a la siguiente ruta.

 

Reedicion subida Pico Peñafiel y Cerecera