Preparación: Necesario tener resistencia a caminar largas distancias. Se comerá en la ruta, por lo que cada asistente deberá llevar su propia comida y bebida en la cantidad que considere oportuna.

 

Qué vamos a ver: Esta ruta combina el senderismo con nuestro patrimonio cultural más inmediato. Partiendo de Guadamur nos dirigiremos hacia Casasbuenas, atravesando campos de cultivo y olivares en un paisaje típico de la Meseta, y donde en sus proximidades se libró una batalla entre almorávides y tropas cristianas en el siglo XII. Al llegar a Casasbuenas giraremos a la izquierda en dirección al Castillo de Cervatos, castillo este desconocido para muchos y que se encuentra en las cercanías del pantano del Guajaraz. De este castillo existen ya referencias en el siglo XII al pertenecer a Nuño Alfonso, personaje principal del Toledo de aquel siglo. Posteriormente y hasta el presente ha servido de residencia. A partir de este momento el terreno se hace más quebrado y pedregoso y una vez atravesada la carretera CM 401 nos dirigiremos hacia Guadamur, pasando en las inmediaciones por las recientes excavaciones arqueológicas que han sacado a la luz los restos de una importante construcción visigoda ligada al Tesoro de Guarrazar. La visita concluye en Guadamur, pero para todos aquellos que lo deseen y antes de finalizar, se realizará una visita al Museo Etnográfico de los Montes de Toledo, perteneciente a nuestra Asociación y que alberga importantes fondos museográficos de carácter etnográfico.

 

Por las tierras de Guadamur

 
Descargar PDF
Ruta por las tierras de Guadamur, Dificultad: Baja